Posicionamiento Internacional de Artistas y Organizaciones Culturales

IETM Krakow 2011
IETM Meeting Krakow 2011. Lugar de encuentro de las artes escénicas europeas (Foto: T. Ga Ken-Wan para IETM)

En el sector de la cultura los pasos a seguir para posicionar  internacionalmente una obra, artista u organización no difieren en gran manera de otro tipo de estructuras, servicios o productos de carácter puramente mercantil. Así y todo, de igual manera que el ADN humano y el del chimpancé, difieren en un 1%, las técnicas para posicionarse internacionalmente en el sector de la cultura  difieren también un 1% respecto a otros sectores pero, esta diferencia es substancial. Si nos referimos a las artes en vivo o al arte contemporáneo, este 1% es insalvable si no se conoce y se trabaja coherentemente según los principios y valores que definen el sector.

La reputación en el sector cultural está ligada indisolublemente a la calidad del producto y, además, a la del discurso que lo acompaña. Una obra artística se vende por sí misma y por el proceso, entorno y condiciones por las cuales se ha llegado a ella. Además, en un contexto internacional, estas condiciones deben estar referidas a las corrientes dominantes del arte y el pensamiento. Por lo tanto, es necesario para conseguir posicionarse y ser reconocido internacionalmente contextualizar adecuadamente, explicar la obra y los procesos para llegar a ella.

Los lugares y medios para dar a conocer una obra, artista o estructura son claves para conseguir introducirse en el mercado internacional. En el sector de la cultura se valora el encuentro; el probar y ver antes de reconocer y aceptar. Hay que estar muy atentos para saber cuáles son los lugares propicios para dar a conocer un trabajo y ante qué público hay que hacerlo. Los lugares de encuentro de profesionales son adecuados cuando la obra ya está muy trabajada y madura, si no es así habrá que esperar.  Por otro lado, los lugares de encuentro profesionales son ideales para dar a conocer los procesos y discursos que acompañan un artista u organización artística. La presencia del artista en estos lugares siempre se agradece y valora aunque un representante con capacidad de transmitir las ideas de los artistas es igualmente bien recibido.

Tanto como los encuentros de profesionales, en el sector de la cultura es de vital importancia las visitas personales a estructuras interesadas en colaborar o, llanamente, comprar. La maleta debe estar siempre preparada para salir a presentar el producto a nivel internacional. Saber idiomas de manera fluida será indispensable y no rendirse en el primer viaje es fundamental. Los procesos de posicionamiento internacional son lentos por lo que hay que mantener la paciencia y ser muy insistente.

Por supuesto, las ideas circulan hoy en día internacionalmente por Internet. Publicar y difundir opiniones y pensamiento en revistas especializadas, Newsletters y en blogs propios es completamente necesario. Si se quiere salir a Europa y otros continentes no latinos hay que traducir al inglés. Después, un buen dominio de las redes sociales ha de permitir hacer llegar los contenidos  a todos los rincones del mundo donde se considere conveniente.

Muchas cosas se pueden hacer individualmente pero si se hacen acompañados, mucho mejor. Algunas instituciones públicas entienden que su labor es acompañar artistas y estructuras y, así, favorecer itinerarios internacionales. Estas deberían ser fieles aliados de los sectores culturales y no perderse en discursos políticos vacíos y grandes fotos para la prensa local. Por otro lado, estructuras culturales públicas de referencia que ya disponen de un perfil internacional deberían acompañar artistas y otras estructuras que buscan su posicionamiento. Unos y otros (teatros-compañías, centros de arte-artistas visuales, auditorios-músicos) son potentes compañeros de viaje si se dejan de lado personalismos, celos o esnobismos provincianos.

En definitiva, para salir internacionalmente hay que disponer de una obra de calidad,  coherente con los gustos y estéticas del momento, tener un discurso del propio proceso de trabajo, conocer los lugares y la manera en donde presentarlo y comunicar por los canales adecuados. Todo el proceso se debe realizar en compañía de personas expertas y de otras personas y organizaciones que tengan objetivos similares. Así, con un plan bien definido y estructurado la proyección internacional ha de ser un objetivo indispensable en el desarrollo de las organizaciones y personas de los sectores culturales y artísticos.

 

Un comentario sobre “Posicionamiento Internacional de Artistas y Organizaciones Culturales”

  1. Hola
    Felicidades por el blog y por el artículo. Es muy constructivo, la reflexión y el diálogo son necesarios y el artista primero tiene que salir de “su mundo” al que espera que lleguen los demás y abrir sus miras y su mente…
    Estoy de acuerdo contigo y es necesario partir de un buen producto pero después saber cómo funciona el mundo, saber idiomas, tener habilidades sociales potentes y buscar siempre sumar y dejarse de egos y limitaciones mentales.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *